The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man
  • Cargar imagen en el visor de la galería, The oldest man

The oldest man

Precio habitual
$2,439.00
Precio de venta
$2,439.00
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

Medidas: alto 140 cm, ancho 95 cm
Técnica: acrílico, pigmentos, gesso, ceras, lápiz y pintura en spray.
Soporte: lienzo

Cuadro trabajado desde la improvisación libre. Action painting con música de Chopin.


Un humanoides del futuro viene a la Tierra prebiótica, se deja caer por una cascada y su cuerpo se desintegra, dispersando su material genético para que se cree la vida y los seres humanos en nuestro planeta.

Esta escena de la película Prometheus y las pinturas de la Cueva de Chauvet construyen esta historia de pasado y de futuro. Los contrastes entre lo que nos hace humanos y nuestra esencia animal.

Solo somos animales, pero hablamos con los Dioses. Cazamos y pintamos. Cultivamos y rezamos. Somos insignificantes y gigantes a la vez. Simples y mágicos. No somos nada o quizás lo único.

Nosotros, que somos Naturaleza pero que nos hemos convertido en otra cosa. 

Pintura gestual, intuitiva, que deja que las cosas pasen y se apoya sobre lo que aparece. Aprovechando el accidente y aceptando las consecuencias.

Lo desconocido, lo que se nos escapa entre los dedos.... Naturaleza, antigüedad, lo terrenal y lo espiritual.

Necesidad de contar cosas, de dejar huella, de entender el mundo, que siempre es moderno y antiguo.

Nada importa mucho... Trabajando con la mirada perdida...


Embalaje profesional y certificado de autenticidad.