El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos
  • Cargar imagen en el visor de la galería, El jardín de Petracos

El jardín de Petracos

Precio habitual
$2,432.00
Precio de venta
$2,432.00
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

Medidas: alto 162 cm, ancho 114 cm, 3,5 cm grosor.
Técnica: pigmentos, acrílico, gesso, carboncillo, ceras, pastel, lápiz, bolígrafo y pintura en spray.
Soporte: lienzo

La obra recrea un paisaje imaginario con elementos superpuestos y fuera de contexto.
Está inspirada en el hábitat en el que se podrían desarrollar las poblaciones neolíticas de hace 8000 años en la provincia de Alicante.

Es un paisaje donde se mezcla el mar y la montaña. Frutos, semillas, plantas, animales, seres marinos...construyen todo lo que era importante para estos primeros neolíticos alicantinos que hacían formidables pinturas en santuarios naturales como el de Pla de Petracos.



El arte macroesquemático sólo se encuentra en la zona Norte de la provincia de Alicante, fue creado por los primeros grupos neolíticos que llegaron a estas tierras a mediados del VI milenio a.C., procedentes del Cercano Oriente. A través del Mediterráneo, estos grupos navegaron en canoas, siempre próximos a la costa, transportando consigo semillas de trigo y cebada, ovejas y cabras. 

Los lugares elegidos son abrigos rocosos, bien visibles e iluminados por el sol. Estas zonas no fueron hábitat sino “santuarios” a los que acudían las poblaciones del entorno para celebraciones religiosas, ritos de paso, alianzas...



Embalaje profesional y certificado de autenticidad.