Corriendo con la bestia detrás
Corriendo con la bestia detrás
Corriendo con la bestia detrás
Corriendo con la bestia detrás
Corriendo con la bestia detrás
Corriendo con la bestia detrás
Corriendo con la bestia detrás
Corriendo con la bestia detrás
Corriendo con la bestia detrás
Corriendo con la bestia detrás
Corriendo con la bestia detrás
Corriendo con la bestia detrás
Corriendo con la bestia detrás
Corriendo con la bestia detrás
Corriendo con la bestia detrás
Corriendo con la bestia detrás
Corriendo con la bestia detrás
Corriendo con la bestia detrás
Corriendo con la bestia detrás
Corriendo con la bestia detrás
Corriendo con la bestia detrás
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Corriendo con la bestia detrás
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Corriendo con la bestia detrás
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Corriendo con la bestia detrás
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Corriendo con la bestia detrás
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Corriendo con la bestia detrás
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Corriendo con la bestia detrás
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Corriendo con la bestia detrás
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Corriendo con la bestia detrás
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Corriendo con la bestia detrás
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Corriendo con la bestia detrás
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Corriendo con la bestia detrás
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Corriendo con la bestia detrás
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Corriendo con la bestia detrás
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Corriendo con la bestia detrás
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Corriendo con la bestia detrás
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Corriendo con la bestia detrás
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Corriendo con la bestia detrás
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Corriendo con la bestia detrás
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Corriendo con la bestia detrás
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Corriendo con la bestia detrás
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Corriendo con la bestia detrás

Corriendo con la bestia detrás

Precio habitual
$3,085.00
Precio de venta
$3,085.00
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

Medidas: alto 120 cm, ancho 240 cm, 3,5 cm grosor.
Técnica: pigmentos, acrílico, gesso, carboncillo, tinta china, ceras, pastel y lápiz.
Soporte: lienzo.

La obra recrea un paisaje imaginario inspirado en un ecosistema de hace 20.000 años donde el hombre era el principal depredador. 

Elementos superpuestos y fuera de contexto. Se mezcla el mar y la montaña, frutos, semillas, plantas, animales, seres marinos...todo lo que era importante para uno de nosotros.

Una mirada mística hacia todo ello, símbolos y marcas con las que tratamos de entender la abrumadora realidad que nos rodea, ahora y siempre.




Embalaje profesional y certificado de autenticidad.